miércoles, 19 de septiembre de 2012

$KY CREEPER




Llegué al trabajo como pasajero del diablo. Me vestí con una camisa de Eazy-E y una falda azul "navy" para disimular la enfermedad que llamamos "corazón roto". Me tiré fotos riendo y volando por el espacio porque tengo un impulso de poder lograr ambas. El cachete me tiembla. Los pies no se despegan del suelo. Dicen que las fotos dicen más que mil palabras, pues bien, estoy en el cielo volando y escribiendo esto. Soy feliz. Creanme. 

ShadowBox - Loveless Child

1 comentario:

.dri dijo...

No hay mejor remedio que ponerse linda cuando las cosas van mal. Creo que el cerebro asimula el verse lindo por fuera con sentirse bien por dentro y todo poco a poco se pone mejor. <3