martes, 7 de agosto de 2012

Desde el celular I: "Tiempo parcial: wallet vacía"

Hay días que se me escapa el ingenio. Días en que aborresco la regularidad del tiempo, lo predecible se ha vuelto palpable. Lo puedo jurar como cuando subes al estrado con una mano sobre algún libro sagrado y la otra en el aire a la altura de tu rostro sin movimiento alguno. Aveces quiero ser roedor y comer de la calle sin ser juzgada. En otras ocasiones pienso que no di el 100% y por eso recibo trabajos sin contratos, con mala paga y horarios falsos.

Estrés. Y las piernas ya no me sirven para correr aunque tenga tan solo 24. Mentira. Es que no quiero huir más de las oportunidades a medias. Quiero tener la fuerza de un león para saber tirar puertas y dejar atrás de mi las malas desiciones. Me gusta por lo menos como se ve el Curriculum Vitae, visualmente claro está porque de nada vale hacer tanta cosa y terminar haciendo nada. De nada vale nada. De nada. Gracias.

Quiero ser cuervo. Y roedor. Perdón por el formato. La tecnología en el teléfono no me permite hacer más. No importa.

No hay comentarios: