lunes, 20 de diciembre de 2010

HIDDEN PLACES

Puedes ver el torbellino de ideas
sobre mi cabeza, palabras sueltas
Pensar no cuesta

Puedes sentir el sufrimiento entre mis cejas,
un tanto alerta no igual despierta
Fruncir no cuesta

Puedes oler la histeria entre mis piernas
nunca prediques, siempre dispuesta
Amar me tienta

Puedes pensar que las hienas se alimentan
solo de muerte y cruel presencia
Pero honestas cazan a cuestas

Las mentiras dejaron de ser blancas ya,
la sangre de tus dientes está seca.

No hay comentarios: