lunes, 14 de junio de 2010

I’m suffering from some double personality tantrums lately. And they usually only manifest the days I’m closer to my period. Perdí la cabeza, aparentemente. Yo soy fan de la violencia, que visualmente se presenta en la televisión y en mi cabeza cuando leo. No me gusta atacar a aquellos que significan para mí lo que no puedo describir. Pero estoy sufriendo, me carcome la impaciencia y la poca tolerancia. Llegué al límite. Necesito reencontrarme con quien quiera que era. Una versión mejorada. Mierda.

Llevó días soñando con amigos muertos, la llegada de los aliens, lloriqueo de nenas, peleas, etc. Mi cabeza vive en caos y no puedo hacer nada para detenerlo.

Usualmente sentirme así me ayudaba a escribir. Me sacaba del limbo y el letargo. Entonces, escribía, pero estos días no corro con la misma suerte. Me encierro a pensar y repensar todo lo que pasa a mi alrededor. Si me merezco esto, si me merezco aquello, porque tengo que depender de esto, porque no tengo lo que quiero ya, porque, debería, debí, pude. No quiero ni pensar que esto es parte de la mierda de confusión y existencialismo, me niego a pensar en eso. Simplemente porque lo que me hace sentir frágil es real, lo veo, lo siento, lo respiro. Las cosas tienen que cambiar. Necesito un poco más de voluntad, un poco nada más.

Voy a escribir hoy y mañana también.

No hay comentarios: