viernes, 12 de marzo de 2010

[2]

La mentira
se carga en los
besos, y la
verdad en la
cabeza.

No hay comentarios: