domingo, 11 de enero de 2009

mutilada

castigada,
luego de jugar horas extras
me encerraron
en la celda de los pobres
como si una bestia fuera

atrapada dentro de la piel de un fugitivo
donde las mentiras se visten de asfalto
y consumen los acres de verde lino
nadie camina sino es en zancos

por encima del mundo
muy encima de todos
para no ensuciarse los tobillos
para que nadie vea los colmillos

desaté las zapatillas de los niños a mi alrededor
descalzos vayan, les dije
desaté mi cabellera trenzada
y en el pecho de la almohada
reposé con calma

1 comentario:

Agustin Criollo Quero dijo...

¡BIEN!

Me gustan las imagenes que utilizas.

Mucho talento.

¡Adelante!