viernes, 12 de diciembre de 2008

la resi.

cuanto la detesto. más aun las mudanzas al final de cada semestre. y este tras que me pesa la situación de recoger todo e irme para luego volver, me pesa. y es que mi cuarto de la resi, sin importar el numero de cuarto: 428, 324, 323 etc., no es solo el espacio donde guardo todo lo que no me cabe en mi casa de humacao. o el cuarto donde me espera una cama cuando termino el jangueo, o simplemente el cuarto donde me aislo de todo el mundo. por ser "universitaria hospedada" me he quedado sin hogar. porque mi cuarto de humacao ya no es mi cuarto, ahora es el cuarto de guardar la ropa. y mi casa en humacao ya no es "casa" por que simplemente no lo siento así. ando sin hogar, gracias a la resi. y no he aprendido nada. ni a convivir con otras personas, ni aceptar bañarme mientras otros lo hacen. necesito un espacio para mi. o al menos que pueda compartir sin tanto alboroto. pero me pesa dejarla este semestre, porque ya he cosechado tantas cosas acá que no puedo volver a humacao sin sentirme vacía y que pierdo el tiempo. la cuestión es, que mis amigos, están cerca de la resi, que mi danny está a 15 minutos de la resi, que mori, vive a 2 minutos de la resi y así sucesivamente. y no me quiero ir. te lo juro que no. de seguro mañana me arrepentiré de compartir esto, pero, pero, pero, es la verdad. el 13 me voy para humacao vuelvo el 20 del año que viene. y no quiero, esta vez no quiero.

1 comentario:

toñito bicycle dijo...

home is not home anymore.

yo supere eso ya. pero es como q medio dificil