domingo, 14 de septiembre de 2008

cuando digo que tengo esperanza, la tengo.

No es cuestión de fe o de índole sobre dioses. Podría ser de religión, la religión de muchos: la música. La espiritualidad con la que muchos viven por ella, de ella y para ella. Cualquier mujer o hombre dejaría de sentir celos si supiera que la otra mitad de la persona es la música. Se volvería una relación de tres y eventualmente de uno, porque la música es lo más universal del mundo, no como el amor más si como la muerte, ya que a todos nos toca. Ya en el 2008 se ha experimentado de todo, se ha tocado de todo y se continua inventando con géneros, progresiones y computadoras.
Pero por el hecho de que estamos en el 2008 ni significa que ya no se hace o se escucha música contemporánea buena. "Las bandas de antes eran mucho mejor que las de ahora" o "esas bandas de ahora son todos fabricados". Igual los de antes. ¿Cual es la diferencia? Si siempre han existido los bueno y los malos, o me vas a decir que de esas bandas ochentosas solo te gustaban Los Beatles y Black Sabbath, que no podías escuchar nada que a todos les gustara. Es que esa gente inventó la comercialización, aunque claro no fue hasta principios de los 90's que comenzó el mainstream como le dicen. Pero la música es música sea donde sea y cantela quien la cante. Claro, lo bueno es bueno y lo malo pues malo. Así era antes y así es ahora, por ahora.
Actualmente hay muchisimas bandas y cantantes que pasaran en el tiempo como propulsores de la música del post-Y2K y eventualmente de los grandes del pasado (al menos de aquí a 20 años más). De todos los géneros y localizaciones, algo bueno sale.
Es obvio que las bandas actuales utilicen como espejo a ser bandas que existieron décadas atrás, porque son sus héroes además que su necesidad de evocar en sus pares presentes lo mismo que ellos le hicieron sentir a su momento es sin duda la ley del día: la influencia. Y lo que se hace ahora es para influir. Así que comparar antes con ahora, siempre será un error, una equivocación, como comparar un antes y un después de una cirugía.
El pasado fue bueno, fue excelente, abrió puertas, caminos, laberintos, desvíos etc. El presente es igual. Claro ninguna banda quiere ser como ninguna de ahora, porque todas ahora quieren ser diferentes. La influencia musical existe de todas maneras. Tampoco es que se toque igual que una banda que ya existió, porque eso no era. Es ser uno con la música (las bandas de covers son lo peor, a mi discreción). Poder crear es una verdadera bendición de los dioses musicales, copiar es el infierno de la música e imitar es solo el comienzo, en lo que uno se suelta y se encuentra con uno mismo, se define y llega a la creación.
Si el dios de los cristianos creó el mundo en 7 días y descansó, se siente lo mismo hacer música y descansar luego de, la ventaja es que podemos crear todo el tiempo. Muchos mundos en nuestra cabeza, muchas melodías. Y para el que colecta y escucha música pasa lo mismo. Muchas melodías en discos, casettes y radio que no queda de otra que objetar al que se relacione con la música como los mesías del presente y el futuro.
Eso sí, que se retire: Black Guayaba, Las Cargas, La Secta, P.Diddy, Kudai, Luis Fonsi, Kid Rock, Skapulario, Rolling Stones, Elton John, U2, Paulina Rubio, Ednita Nazario, Aerosmith y eventualmente pondré más.

3 comentarios:

André Gierbolini dijo...

muy buen blog me gusto mucho

eso si yo amo a aerosmith -_____-

André Gierbolini dijo...

actually lo pense mejor y tienes que tener un tumor cerebral para comparar a aerosmith y luis fonsi y a los rolling stones con kudai.

en verdad.

lola.pistola dijo...

posiblemente.