lunes, 23 de junio de 2008

¡sorpresa, sorpresa!

escondidos dentro de una cajita, y otra cajita, y una más pequeña hasta que se vuelven sorpresa y con la adrenalina entre medio de las piernas y la cabeza rompes las envolturas y te desilusionas. sorpresa. no era nada, como un juego de babushka, son solo muñecas unas más grandes que otras.

No hay comentarios: