lunes, 16 de junio de 2008

second grade: rotten fruits.

en segundo grado molestabamos a un nene trigueño y le decíamos "Quik", como el conejo de la chocolatina. la Sra. Meléndez, que medía unos 5 pies, llamó a nuestros padres. me aterroricé al ver a mami en el salón quién con su mejor voz casi-dictadora me señaló frente a todos en el salón y dijo: "¡la próxima vez que vuelvas a menospreciar a David diciéndole quik voy a traer frutas podridas para que todos en el salón te las tiren!". yo procuré desde entonces que nadie me escuchara ni me viera cuando lo molestaba para no servir de tiro al blanco.

No hay comentarios: