lunes, 26 de mayo de 2008

i need a new name, i don't care about anyone.

i dearly believe the world has change it's course.

fanzines saved me.


me encierro en mi cuarto y escribo dentro de mi libreta, la que escondo debajo de la almohada notas meláncolicas. en una recondita esquina sentada en la cama y con la guitarra me envuelvo en el mismo acorde y las mismas palabras. auto acondiciono mi existencia con melodías francesas y palabras castellanas, para darme calma para sentirme despejada. luego hago ruido, ruido, mucho ruido. oficialmente educacada para no acordarme de otra cosa más de lo que me repetí varias veces. y ahí acabo la terapia. me voy a la sala, me sirvo un plato gigantesco de conflei y me rio de las estupideces que dices por ahí. bocado de fruit loops, ricura. veo televisión hasta que me duelen los párpados y me siento lo suficientemente adormecida como para obviar conversaciones y pasar desapercibida. me acuesto pero no concilio sueño. tengo un playlist de canciones que me ayuda a dormir. me hacen sentir y gracias a ellas tengo los mejores sueños.

me levanto y no es tan tarde. mami me hace el desayuno. no quiero hacer nada con mi vida, que no sea recostarme de portón de atrás y mirar el cielo hasta sentir que he perdido visión. entonces miro directamente los árboles, tan verdes y casi muertos. el calor los ha consumido igual que a mi.

devuelvo mis pasos a la cocina. tomo un vaso de agua. voy a mi cuarto y me pongo a escribir en una libreta que me regaló él y que lleva más historias de las que le he contado a nadie.

voy a casa de mi vecino y uso el internet. humacao no me ofrece mucho, y de verdad no quiero nada de lo que me pueda ofrecer. así que trato de salir de la rutina con otra rutina, de la rutina con otra rutina, de la rutina con otra rutina, ya estoy ki-ki-kikeando.

No hay comentarios: