lunes, 5 de mayo de 2008

DARÍO. - chapter.2

Extraño fue soñar con mi hermana, más extraño aún llegar al salón y ver que todos hundidos en un papel blanco y sus lapices rayaban el pupitre, sus cabezas y algunos lo introducían en sus narices. Mierda, pensé, olvidé la prueba. Y no había como escapar, pude retroceder pero la profesora se dirigía a mi con un papel y me asignaba un asiento señalándolo con su dedo rojo. La uña postiza parecía tener vida propia así que me senté y miré el papel. Tuve la sensación que podía aún escapar. No entendía nada de lo que decía el papel. Esta cabrona lo hizo a propósito, grité para mí. Y entonces solo pude comenzar a gritar. Y grité y grité. "¿Darío que te pasa?" preguntaba histérica la profesora. Y seguí gritando y comencé a brincar mientras gritaba, todos me miraban perplejos. Cogí mi bulto y salí del salón, comencé a reírme tanto que me tiré al piso mientras la profesora agarraba sus espejuelos, y me preguntaba como estaba. "¡Profesora no puedo tomar pruebas, nervioso...nerviosooo!". Entonces contestó, "No te preocupes Darío ve a la enfermería". Palabras mágicas para mi cabeza. Y salí de prisa mientras me dirigía a la enfermería miré y vi que ya no divisaba el salón donde estaban todos mirándome y cambié mi rumbo. Comencé a reírme solo y me quedé sentado debajo de un árbol. Donde siempre me sentaba, riéndome, solo riéndome.
"Me contaron tu papelazo", me dijo Ivo. Mierda de clase y de examen, contesté. Entonces cambió la conversación repentinamente, para mi desgracia. "Cabrón supiste que Rita se va de la universidad". No pude contener mi reacción. Rita lejos. Llevé mi mano al bolsillo y agarré un paquete de cigarrillos de emergencia. El encendedor estaba en el bulto, traté de encenderlo y no pude. Los cigarrillos estaban aplastados, me temblaba la mano. Mierda, pensé.

No hay comentarios: