sábado, 12 de abril de 2008

adicta a los journals y a los "dear diary:..."

Ayer me dí a la tarea de buscar en una caja plástica llena de papeles mi carta de admisión a la UPR de Río Piedras en el Departamento de Comunicaciones, Periodismo. Pero yo ni fui a la UPR ni encontré la carta. Es que me preguntan, "¿qué haces en Sagrado?", y vuelvo al día que llegó la carta y lo que para muchos es la realización de sus sueños y metas, noches de desvelo estudiando, su primera novia, su primer beso, el prom... para mi fue nada. Yo tuve miedo. Miedo de crecer de volverme una más y huí a Sagrado porque hasta el momento no iba nadie. Al fin y al cabo terminó todo el mundo allá.

Mientras buscaba la carta de la UPR, encontré mis antiguos diarios o journals después de los 14 porque eso de diario era una charrería. Empecé a tener uno para finales del 1996. Creo que tengo más de 7 libretas escritas a cabalidad. Encontré la del 2003, y la abrí en la fecha del día de ayer, 11 de abril. Ese día estaba de excursión para las cuevas de Camuy. Escribí que hablaba con un amigo, Christopher, y de lo que seriamos cuando grande. Yo le dije que cantante de una banda, el me dijo baterista. Grande, grande. Yo sigo pequeña. Aveces me siento tan grande que puedo hacer explotar mi piel y ponermela de abrigo.

Hoy me vestí de trajes de añejo y canté frente al espejo, como en la otra casa de la calle donde vivía hace 5 años. Me acuerdo que cuando cumplí 15 me regalaron un micrófono y me grababa cantando. Esas cassettes, están algarete. Si las encuentro las quemo.


"on the way to the wedding, dressed in black, she said 'sorry
lover but you can't look back'..."

En una exhibición de arte me dijeron que habían leído mis bulletins por la universidad. Gracias, ah! y espera más, no me acuerdo de tu nombre: vino gratis.


me lo como.

No hay comentarios: