lunes, 19 de marzo de 2007

Malas Noticias

Me levanté temprano. Tal vez este volviendo a mi la razón, o simplemente hoy me levanté con voluntad de hacer las cosas. No me bañé, o sea de un día a otro no cambiamos con tanto ímpetu, así que lo del baño lo arreglo luego. Comencé tempranito mi jornada en el salón de cómputos. Trabajos a ultima hora eso es cultura puertorriqueña. Tarde aproximadamente 30 minutos en una tarea sobre el gerundio, si no hubiera faltado a esa clase los últimos 3 días, que en tiempo de la universidad es una semana y media hubiera hecho al tarea con facilidad. Antes de llagar al salón ya con varios minutos de retraso el estomago me dio señales de vida, algo que no pasaba desde hace varios días, sino comía me iba a joder. Tuve que comprarme unas tostadas. Las pedí de queso pero mi mente vagaba en tantas cosas que las cogí de mantequilla y eran de la muchacha del próximo turno en la fila, me miro mal. Claro si las de mantequilla cuestan cincuenta centavos y las de queso un dolar con siete centavos. Lo siento, amiga (realmente no). Llegue al salón y con el gesto de rareza se que la maestra ni me reconoce ya, al menos me dijo buen provecho. La tarea la pospuso para el 28 de marzo, perdí horas de sueño (ahí viene la vagancia a comerme la mente). Me encontré con mis buenas amigas en el "spot" caliente, no precisamente por el sol que hoy si estaba caliente pero por su contexto de bochinche y el humo de cigarrillos. Buena charla fue aquella, pero ya era tarde y tenia clases. De camino me encontré con dos difuntos, creo que los tres teníamos la huella del fin de semana aunque hoy sonreíamos con tolerancia a lo que venga en un futuro. Camine a mi clase y solo habían 2 personas con incredulidad pregunte "¿porque no hay nadie?" la profesora me pregunta por un sobre manila y las paginas 190 y 193 del libro, me quede igual. Tuve que salir con los otros irresponsables del grupo a sacar copias. Pero el trabajo es fácil simplemente todos sufrimos hoy de olvidaditis aguditis. Al culminar la clase camine un poco, siempre trato de despejar la mente y tener cosas claras ahí si no se forma el embrollo y si pienso sera en vano. Hablé con una buena amiga le hable de varias cosas que me tenían preocupada y ella solo escucho. De camino a un rumbo aun no muy preciso, le pregunto a un muchacho la nota de un examen. Pensé que había sacado A y al parecer sacamos D, tremenda noticia. ¿La gente no se cansa de estar dandome malas noticias? En peso le gana la noticia del fin de semana. Me voy para la playa en Semana Santa. Los que me conocen saben y los que no pues sabrán que cuando lleguen los días de playa todo cambiará. Ahora a seguir el día que comencé tempranito a ver que noticia me espera después de las cinco.

No hay comentarios: